Corporate compliance, todo lo que debes saber

Su significado literal es “cumplimiento (normativo) corporativo”. Es el nombre escogido para nombrar el sistema de organización y gestión que debe implantar una empresa para evitar o atenuar su responsabilidad penal.

Esta responsabilidad viene delimitada por la Ley 1/2015 del día 30 de marzo. En ella se reforma el Código Penal. El objetivo de estas normas es establecer medidas de control y vigilancia para prevenir y reducir los posiblemes delitos que se puedan cometer dentro de una empresa.

Se han enumerado un total de 31 delitos que pueden ser cometidos por los trabajadores. La Ley clasifica estos delitos en dos grupos.

31 Delitos clasificados en dos grupos

El primero de ellos engloba a aquellos representantes legales o administradores de hecho o derecho de la empresa, en el caso en que actúen por cuenta y en provecho de ella.

El segundo de los grupos corresponde a los empleados que se encuentren sometidos a la autoridad de los comprendidos en el primer grupo, siempre y cuando el delito se haya cometido por no haberse ejercido control sobre su persona y actividad.

En estos casos, el sistema de responsabilidad penal se derivará para la empresa sólo en el caso de que ésta no tenga implantado o no funcione adecuadamente el sistema de control y prevención de delitos, es decir, el famoso “corporate compliance”.

La empresa no está obligada a implartar el modelo con carácter previo a un posible delito. Tanto si lo hace antes como después la ley ha previsto las diferentes consecuencias.

Si se ha implantado el modelo antes de la comisión de un delito y se demuestra que el modelo funcionó, la empresa quedará exonerada de responsabilidad penal. Sin embargo, si se ha implatado después de que se cometa el delito, la empresa sólo conseguirá atenuar la pena, pero no quedará exonerada.

Corporate compliance, todo lo que debes saber
¡Valora este post!

Comentarios bloqueados