Cuando llaman a la puerta

A todos nos ha pasado que, estando tranquilamente en nuestro hogar, llaman a la puerta para ofrecernos una oferta inmejorable de alguna compañía de electricidad, telefónica o de cualquier otro tipo de servicio.

Además, hagamos la pregunta que hagamos siempre tienen una respuesta preparada de antemano. Si, aun así, no nos han convencido y queremos tomarnos algo de tiempo  para pensarlo nos suelen decir que se trata de una oferta única que caduca ese mismo día, dejándonos contra la espada y la pared. Obviamente, no todas estas visitas son falsas, pero para poder diferenciarlas tenemos que estar muy atentos a los siguientes puntos.

Consejos a seguir

Lo primero que tenemos que pedirles es que nos muestren una identificación expedida por la empresa que dicen representar.

Otro consejo que resulta de lo más obvio, pero no por ello menos importante, es no dejar pasar a los desconocidos a nuestra casa. Tanto si la oferta nos interesa como sino, nunca debemos dejarlos pasar del umbral de nuestra puerta.

Muchas veces nos piden facturas de nuestra compañía o antiguas para poder realizar una comparación y que nos indiquen todo lo que nos podemos ahorrar. Nunca debemos hacer esto ya que en ese documento aparecen datos personales que si alguien indebido tuviera nos podrían causar muchos problemas. Además, si se trata de nuestra propia compañía, las facturas deberían poder facilitárnoslas ellos.

Si la oferta nos interesa, debemos quedarnos con la información, despedir al trabajador y llamar por teléfono a la compañía en cuestión para comprobar que no se trata de una estafa.

Si seguimos estos sencillos consejos, las probabilidades de que se trate de un timo disminuyen potencialmente. Es por ello que siempre los recomendamos. Si tienes alguna duda más o quieres más consejos, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Contamos con los mejores profesionales dentro del sector.

Cuando llaman a la puerta
¡Valora este post!

Comentarios bloqueados