Los tipos de delitos penales económicos cada vez son más frecuentes en España. Para que la sentencia en estos casos sea favorable depende, en gran medida, de lo expertos y especializados que estén los abogados en este tipo de delitos.

Se puede decir que en todos los delitos penales económicos existen unos elementos comunes como son: lucro (beneficio ilícito en detrimento de otras personas), engaño e intencionalidad (voluntad de cometer este delito).

Delitos fiscales

Son aquellos delitos consistentes en defraudar a la Hacienda Pública por un importe superior al fijado por la Ley, importe fijado actualmente de 120.000 euros. Para que se considere delito es imprescindible que el defraudador haya tenido la intención de evitar el pago, castigándose con posibles penas de cárcel.

Fraudes

Son delitos bastante variados pero su elemento común es el engaño para conseguir un lucro indebido. Los tipos de fraudes más habituales son los fraudes fiscales y los fraudes en seguros. La automoción es el sector más castigado por este tipo de fraudes.

Delitos de apropiación indebida

Acontecen cuando se da una apropiación ilegal de bienes patrimoniales, dinero o activos. Para que se de es imprescindible la voluntad dolosa de obtener un beneficio propio con daño a otra persona. La pena para este delito es de 6 meses a 3 años de cárcel.

Blanqueo de capitales

Se produce cuando se encubren, mediante operaciones financieras, el origen ilegal o criminal de fondos. Las autoridades realizan auditorías de prevención de blanqueo de capitales cada poco tiempo para extremar la precaución en este tipo de delitos. Estas auditorías se realizan a entidades aseguradoras, promotores inmobiliarios o servicios de inversión, entre otros.

Si tienes alguna duda ¡consulta con Ashloc Asesores!

Delitos penales económicos más habituales
¡Valora este post!

Comentarios bloqueados