Si estáis ya con los trámites del divorcio y queréis sacar alguna ventaja de ello, sólo tienes que realizar donaciones ya que cualquier transmisión lucrativa (sin contraprestación) que realicen los matrimonios antes de conseguir la condición legal de divorciados, contará con las reducciones del impuesto de Sucesiones y Donaciones para cónyuges y del coeficiente multiplicador II (en vez del coeficiente multiplicador IV).

Hay que darse prisa, ya que si esta donación se realiza cuando la pareja ya está divorciada, no contará con ningún tipo de beneficio puesto que se le aplicará el coeficiente multiplicador IV.

Es decir, si esta donación la realizan cuando el matrimonio todavía está vigente, supondría para los cónyuges la mitad de carga fiscal en el impuesto de Sucesiones y Donaciones. Además, podría darse el caso de que puedan reducir su tributación si cumplen los requisitos necesarios de alguna de las reducciones previstas para los cónyuges dentro de la normativa estatal y autonómica.

Si quieres saber más sobre este apartado, te recomendamos la lectura de “Planificación fiscal del divorcio” de Rocío Atienza Gimeno.

Aunque si lo que tienes son dudas, o no sabes muy bien qué hacer a la hora de divorciarte, ¡no dudes en llamarnos! Estaremos encantados de poder ayudarte. Contamos con un equipo profesional altamente cualificado a tu entera disposición. Puedes localizarnos a través de nuestra página web, gracias al apartado de “contacto” que encontrarás arriba a la derecha. Además, puedes ver nuestras últimas publicaciones si te interesan nuestros artículos.

 

¿Qué es el coeficiente multiplicador?

Se trata de un impuesto de sucesiones. Se calcula con el resultado de la cuota íntegra, que se multiplica por un número (el coeficiente). Este coeficiente se modifica según el parentesco que el heredero tenga con el fallecido o con la persona de la que desea divorciarse y de su patrimonio preexistente.

Donar antes del divorcio
¡Valora este post!

Comentarios bloqueados