¿Si estoy de baja me pueden despedir?
La respuesta a esta pregunta es que “Si”.

En las leyes españolas, no hay una gran protección para aquellas personas que se encuentren en una situación de incapacidad temporal.

Las mujeres embarazadas que se encuentren de baja son el único caso que está exento de esta desprotección laboral.

En nuestro país, tras la aprobación y ejecución de la reforma laboral, el despido tiene un coste muy bajo por lo que es relativamente fácil despedir a un trabajador, siempre y cuando existan motivos, indistintamente de su situación en la que se encuentre dicho empleado.

¿Qué pasa si no existe ningún motivo por el que despedir a un trabajador?

Tal y como hemos comentado anteriormente, existe una gran desprotección en términos laborales.

Gracias al despido improcedente, aunque no exista ninguna razón por la que despedir al trabajador, las empresas pueden terminar la relación contractual con dicho empleado, eso sí, con una indemnización superior.

Se pueden dar determinados casos en los que el empresario no pueda despedir, a pesar de que la empresa ponga empeño en ello.

En los siguientes párrafos les vamos a contar la dinámica a seguir para que el despido sea declarado nulo por una autoridad jurídica.

Despido nulo

Si usted ha sido despedido de su empresa sin motivo alguno, se da una excepción en la que pueda volver a ser readmitido.

Esto se consigue gracias a la nulidad del despido, siempre y cuando se encuentre en las siguientes situaciones:

Nota: tras ser readmitido, recibirá un importe correspondiente a todos los salarios que no se han cobrado desde el momento en el que ha sido despedido hasta su reingreso en el mismo puesto de trabajo.

  1. Incumplimiento de los derechos fundamentales del trabajador por parte de la empresa.
  2. Si el trabajador se encuentra bajo una excedencia o reducción de jornada laboral por motivos de enfermedad de un familiar o menor de 18 años
  3. Si la mujer trabajadora está de baja por embarazo o maternidad
  4. Si el trabajador ha sido despedido por motivos judiciales y reclamaciones contra la empresa

Indemnización tras el despido

En función de las causas por las que el trabajador ha sido despedido, la compensación será una u otra.

En la carta de despido se estipula las razones por las que la empresa quiere echar al trabajador, difícilmente pondrá despido por incapacidad, por lo que buscará otra razón de despido, la cual determinará la compensación a la que tiene derecho el trabajador.

En la actual legislación española se recogen dos tipos de despido:

  • Despido objetivo: El empleado tiene derecho a una compensación de 20 días por año trabajado.
  • Despido disciplinario: El trabajo no tiene derecho a una indemnización.

Despido por baja laboral en un contrato temporal

Si el trabajador está sujeto a este tipo de contrato, la empresa no tiene obligación de pagar los días que quedan de contrato.

Tan sólo tendrá derecho a una compensación económica ligada a la antigüedad y salario del empleado.

2 Comentarios

  1. 21 enero, 2017 at 9:24 am

    If not for your writing this topic could be very coutvlnoed and oblique.

    • Ashloc Administrador-Reply
      23 enero, 2017 at 5:07 pm

      La norma general es que sí, pero lleva aparejada una indemnización, que en el caso de que no se la hayan pagado, habría que reclamar judicialmente.

Dejar un comentario