¿Cómo saber si estoy exento de hacer la declaración de la renta?

Ahora que estamos en plena campaña de la renta para el periodo de 2016 aparece esta duda. Saber si uno está exento de hacer la declaración de la renta es sencillo, tan solo tenemos que mirar algunos parámetros de nuestros ingresos durante el último año y comprobaremos si será necesario que presentemos el IRPF o no. Aunque, ojo, en muchas ocasiones, aunque no alcancemos los umbrales mínimos merecerá la pena hacerla para que nos devuelvan la parte correspondiente del impuesto.

La ley específica para delimitar el funcionamiento del IRPF prevé varios supuestos que permiten que ciertos casos estén exentos de hacer la declaración anual dependiendo de cuanto dinero se haya ganado y su procedencia. (Ojo, si facturamos de forma autónoma si deberemos hacer las declaraciones trimestrales). Ahora veamos quien está exento de pagar declaración:

 – Quienes han ingresado menos de 12.000€ de varios pagadores

Si se cuenta con más de una fuente de ingresos, o se ha estado en varios trabajos a lo largo del año las cantidades cambian y el límite para estar excento de hacer la declaración baja hasta los 12.000€. La norma establece que para que se considere que hay un segundo pagador en ese año deberemos haber percibido al menos 1.5000€, por lo que si, por ejemplo, hemos empezado a trabajar en diciembre en una segunda emrpesa y nuestro salario no llega a esa cantidad no se aplicará este supuesto.

 – Quienes ganen menos de 22.000€ de un solo pagador

En ese caso se aplicaría este supuesto general. Todas aquellas personas que perciban menos de 22.000 en concepto de rendimientos del trabajo y lo hagan desde un solo pagador pueden eximirse de hacer la declaración del IRPF si no les conviene.

 – Quienes ganan menos 12.000€ y solo cobran pensión

En el caso de los autónomos el límite es tan solo de 1.000€ en un año para tener que hacer la declaración de la renta, por lo que en estos casos, si se factura de forma autónoma, además de las declaraciones trimestrales se deberá realizar la anual. ¿Cómo evitar líos en este tema? Pues como siempre recomendamos: acudiendo a una asesoría de confianza como Ashloc.

Dejar un comentario