3
Ago

Qué hacer si recibes cartas de Inspección de Trabajo

En este último año se ha puesto en marcha el plan Director por un Trabajo Digno (2018-2020), por el que se han empezado a enviar cartas de inspección de trabajo a las empresas de las que se tienen sospechas de que incumplen o tienen contratos en fraude de ley.

Si una de estas cartas llega a nuestro trabajo, ¿qué hacemos?

Existen dos planes de choque que intentan reducir el fraude en la contratación temporal y contra la utilización irregular de la contratación a tiempo parcial, que son de intervención inmediata.

Al recibir una de estas cartas, lo primero debería ser el contacto con nuestro asesor laboral, si no tenemos en la empresa personal de recursos humanos propio.

Debemos informarnos de lo que nos están reclamando y contrastar la información con un profesional en la materia. Tenemos que tener claro si estamos cumpliendo con la legislación vigente y también hay que reunir toda la información necesaria. Si existen dudas, se podría elevar una consulta para confirmar si estamos obligados a realizar regularizaciones a los trabajadores afectados.

Si después de todo, la empresa no regulariza a sus empleados, se inicia el proceso. La carta no implica una inspección inmediata pero si se produce y se detectan irregularidades, se regularizarían los contratos afectados y se producirían sanciones con cargo a la empresa en cuestión.

Se da el caso de negocios que han cerrado por fin de temporada y les llega esta notificación de inspección. En este caso se juega con el miedo que algunos empresarios tienen a que alguien pueda acceder a los rincones de su empresa y prefieren regularizarlo todo antes.

6
Jul

Contratos a tiempo parcial: cuestiones problemáticas

Cuando hablamos de contratos a tiempo parcial, se nos viene a la cabeza personas que trabajan una jornada inferior a la completa, todos los días de la semana (por ejemplo, una trabajadora de la limpieza que trabaja cuatro horas al día de lunes a viernes). A este contrato a tiempo parcial se le denomina trabajo a tiempo parcial horizontal.

Nada más lejos de la realidad. También existen contratos a tiempo parcial en los que se realiza una jornada completa pero concentrada en determinados días laborables, cotizando por meses enteros. Es lo que se denomina trabajo a tiempo parcial vertical (por ejemplo, esa misma trabajadora de la limpieza que trabaja ocho horas al día viernes y sábados; los domingos hace cuatro horas).

En este tipo de contratos sólo cambian el número de días trabajados, pero las horas y el sueldo en un periodo determinado pueden ser los mismos. Los contratos a tiempo parcial penalizan mayoritariamente a las mujeres, que son las que se acogen a este tipo de contratación. Esta diferenciación entre ambos tipos de trabajo ha generado dos consecuencias injustas, corregidas por los tribunales:

Duración de la prestación por desempleo

Para calcular cuánto tiempo dura la prestación por desempleo sólo se tienen en cuenta los días trabajados y, por tanto, cotizados. Esto afecta a los trabajadores a tiempo parcial vertical, que trabajan menos días pero cotizan por la misma cantidad, por lo que la perciben durante menos tiempo.

Cómputo de la indemnización por despido

Otra diferencia importante se produce al calcular la indemnización por despido, ya que dependiendo del método utilizado (antigüedad o al tiempo de trabajo efectivo), el resultado para los trabajadores es distinto según si el trabajo a tiempo parcial es eventual o permanente (cuando no debiera ser así).

Si tienes alguna duda, ¡consúltanos! En Ashloc estaremos encantados de ayudarte.

27
Jun

Ser madre trabajadora y sus derechos (II)

Desde Ashloc Consultores, luchamos y defendemos los derechos de nuestros trabajadores, y hoy queremos continuar con el artículo de ser madre trabajadora y cuales son sus derechos.

Aquí tenéis algunos de los casos en los que os podéis encontrar o información relevante para vosotras.

Si la madre se encuentra en el paro

Si durante este periodo eres despedida o si ya estás cobrando la prestación por desempleo, se ampliarán al periodo de desempleo los cuatro meses correspondientes a la baja maternal.

Lactancia y trabajo

Durante los primeros nueve meses del bebé, las madres pueden disfrutar de una hora de pausa para la lactancia sin reducción de salario. Esto supone ausentarse una hora dentro de la jornada o bien reducir la jornada en media hora, de esta manera puedes entrar 30 minutos después del inicio de la jornada o bien salir 30 minutos antes.

Las horas de lactancia pueden compactarse en jornadas completas después del permiso de maternidad, siempre que haya acuerdo con el empresario. En caso de que así fuera, debemos ir sumando la hora de permiso de cada día laborable desde el fin de la baja maternal hasta que el bebé cumpla nueve meses, que es cuando finaliza este derecho, las horas totales en conjunto, divididas entre las horas de trabajo que se realizan diariamente, dará como resultado el número total de días que podemos disfrutar.

Es importante saber que este derecho a la hora de lactancia no es proporcional en caso de que exista una reducción de jornada, es decir, se tiene derecho a la hora de lactancia íntegra se realice, o no, la jornada completa de trabajo. En el caso de que la madre trabaje por turnos, o si se tienen guardias, se tiene derecho a una hora por cada período de ocho horas.

Si la madre trabaja a turnos o realiza un trabajo nocturno, puede solicitar un cambio de puesto de trabajo compatible con la lactancia, y si ese cambio no pudiera ser posible podrá declararse la situación de suspensión del contrato por riesgo durante la lactancia. En este periodo se tiene derecho a un subsidio del 100% de la base reguladora, en las mismas condiciones que para la prestación económica por riesgo durante el embarazo.

26
Jun

Ser madre trabajadora y sus derechos (I)

La Organización Mundial de la Salud recomienda el mantenimiento de la lactancia exclusiva durante los primeros seis meses del bebé y su continuación durante al menos dos años. Sin embargo, muchas madres no conocen la legalidad y sus derechos para poder conciliar la lactancia de su hijo con su puesto de trabajo. Los derechos de las mamás se encuentran recogidos en el Estatuto de los Trabajadores y en la Ley Orgánica 3/2007 para la igualdad efectiva de mujeres y hombres.

Desde Ashloc Consultores os informamos de los derechos que tienen las madres trabajadoras:

Permiso de Maternidad

El periodo de permiso de maternidad, en España, corresponde a 16 semanas tras el nacimiento del bebé, que se ven aumentadas en dos semanas por cada bebé en partos múltiples, esto es, por ejemplo, que el permiso se amplía a 18 semanas en parto gemelar, 20 en el caso de trillizos. En caso de hijos con alguna discapacidad se tiene derecho a dos semanas adicionales.

Recordar, además, que durante el periodo de embarazo, la trabajadora, previo aviso y justificación, puede ausentarse del trabajo para acudir a los exámenes prenatales y técnicas de preparación al parto, siempre y cuando sea indispensable su realización dentro de la jornada de trabajo.

Reducción de jornada

Puedes reducir entre un tercio y un octavo tu jornada laboral hasta que tu hijo tenga 12 años, con la proporcional disminución del salario a percibir. Además, tienes derecho a decidir si prefieres trabajar menos horas diarias o bien no acudir al trabajo durante un día de la semana.

Excedencia sin sueldo

El periodo de excedencia sin sueldo para la atención al cuidado de tu bebé no podrá ser superior a tres años. Únicamente durante el primer año de la excedencia se tiene derecho a la reserva del puesto de trabajo y se cuenta como cotizado a la Seguridad Social a efectos de prestaciones. Después del primer año, se tiene derecho a reserva del puesto de trabajo en el mismo grupo profesional o categoría equivalente, es decir, no tu puesto pero sí uno similar.

A la hora de incorporarse al trabajo no es necesario ningún trámite adicional, simplemente avisar con, al menos, dos semanas de antelación cuando se desea volver a trabajar.